AMIRA

30,00  20,00 

Amira, en árabe, significa ‘Princesa’. Los pendientes que llevan este nombre tienen, de hecho, un diseño que recuerda a una familia real de algún país lejano, en el tiempo y en el mapa. Aquí el latón bañado en oro tiene engarces complejos y ricos, con un protagonismo equilibrado con las gemas, y la preciosidad de la malaquita termina de definir a quien los viste como alguien especial. Si los llevas con un estilismo casual, cobrarán todo el protagonismo. Si los vistes con un vestuario de excepción, te elevarán de categoría.

Agotado

Detalles del producto

Pendientes de latón bañado en oro con ónix (foto principal), ágata (foto secundaria) y malaquita, hechos a mano  en Estambul. Medida 6.5 cm.